Las imágenes de este blog han sido escogida de la web y muchas de ellas de blog de imágenes, si de alguna posees derecho de autor ,envíame un mje y será retirada o reconoceré tu autoría., la obra literaria posee derecho de autor.cc y derechos de la propiedad intelectual







El agobio





Y displicentemente tu dices que te agobio.
  
Y si agobiar es esto que siento por las noches,

añoranza,nostalgia de no tenerte al lado,

respeto de tus tiempos,angustia de tu ausencia,

de no saber que pasa cuando existen silencios.

Y si agobiar es esto,que siento de repente,

de querer abrazarte y de quererte fuerte,

de reclamar tus brazos y ansiar adormecerme,

en tu gigante pecho, casi tímidamente.

Y si agobiar es esto que sacude mi mente,

cuando te pienso y siento que no es suficiente.

Entonces te libero de este agobiante trato,

y te quito los grillos y desato los lazos.

Perdón si te he agobiado con mis tontos poemas,

perdón si te he agobiado con mi torpe ternura.

Yo sólo quería darte un poco de cariño,

perdón por mis agobios, no comprendi el pedido,

que me hacían tus labios,labios comprometidos.

En momentos de éxtasis, se dice lo indebido.

Creí haber entendido tu demanda de niño,

creí haber entendido tu demanda de hombre,.

Pero me he equivocado, tus palabras confunden.

Con los cuerpos desnudos, las palabras son otras.

Ahora que estas vestido, puedo verte desnudo..

Alicia Celada

4 comentarios:

Anónimo dijo...

muy buenooooo

Anónimo dijo...

La palabra, puede ser otra en el momento del éxtasis, cuando dos cuerpos se rozan en la soledad del amor, pero la palabra no miente, no miente el deseo ni la pasión; mienten los falaces labios que toman por asalto a la palabra, desconectándose del cerebro y oscondiéndose detrás del placer; mienten los labios que creen que el compromiso dura lo que dura el éxtasis. Y sí, tienes razón, el amor debe ser un perenne agobio para los "castrados" sentimentalmente. Me encantó tu poema, apenas ayer te conocí y hoy sé más de ti.
Antonio (o Ángel Antonio)

Esteban dijo...

Dura, pasional y punzante.
Tierna, cálida y expuesta.
Todo se resume en tu sensibilidad y tu pluma.
A la distancia, puede apreciarse.
Esteban

ramon merino rodriguez dijo...

Me encantan tus letras